Xurisprudencia
TRIBUNAL DO XURADO: AD QUEM. TRIB. SUPREMO
08 de abril del 2010

Instancia Procesal ad quem. Recurso de Casación. Tribunal Supremo.


STSde 23 de febrero de 1998. Los Tribunales deben buscar la individualización de la pena inponiendo la señalada en la ley en la extensión adecuada a las circunstancias personales del autor del hecho punible. Aplicación del artículo 849.1 LECrim.

STS de 24 de febrero de 1998. El recurso de casación que disciplina la LECrim no altera su naturaleza jurídico procesal en los casos en que el enjuiciamiento provenga de un Tribunal con Jurado. Error de hecho en la apreciación de la prueba.

STS de 18 de marzo de 1998. Animus necandi: dolo eventual y teoría del consentimiento. No es posible traer a casación hechos nuevos.

STS de 18 de marzo de 1998.

STS de 28 de abril de 1998. Naturaleza jurídica de la protesta. Carácter adversativo de la funcionalidad del objeto del veredicto.

STS de 25 de mayo de 1998. La consecuencia para el mundo del derecho de la relación fáctica del objeto del veredicto ha de concretarse exclusivamente en si existe o no compatibilidad fáctica. No es posible introducir en ese contexto valoración jurídica alguna.

STS de 30 de mayo de 1998. La motivación del veredicto converge con iguales señas de identidad con la motivación de una sentencia pronunciada por un tribunal no compuesto por jurados. Un veredicto no motivado o irracionalmente motivado debe provocar la devolución, pues en caso contrario seria posible su nulidad por falta de motivación y la exigencia de celebrar nuevo juicio con otros jurados y distinto magistrado-presidente.

STS de 8 de octubre de 1998. Requisitos para considerar motivado un veredicto. La falta de motivación del veredicto puede hacerse valer mediante recurso de apelación. La interposición motivada del recurso de apelación no debe impedir que pueda ser adicionada, integrada o completada en el acto de la vista.

STS de 29 de septiembre de 1998. El error de hecho en la apreciación de las pruebas exige una serie de requisitos necesarios para el éxito casacional. Requisitos del error de hecho en la apreciación de las pruebas. Evolución hacia los estados de inconsciencia de justificación no patológica

STS de 27 de noviembre de 1998. El ámbito propio de la garantía constitucional a la presunción de inocencia es de naturaleza fáctica, esto es, comprende la existencia de los hechos que se consideran delictivos y la presencia o intervención en ellos del acusado. Criterios para establecer la presunción de inocencia. Carácter no vinculante del pronunciamiento del jurado sobre la aplicación de indulto o de la remisión condicional de condena

STS de 28 de junio de 2000. Responsabilidad civil subsidiaria del Estado por muerte de interno en establecimiento penitenciario. El artículo 121 del C.P., es de nueva creación y establece una triple condición para que el Estado, mencionado expresis verbis, y los demás entes públicos, respondan subsidiariamente de los daños causados por los penalmente responsables de delitos dolosos o culposos

STS de 6 de mayo de 1999. El veredicto al que se refiere la Ley del Jurado no consiste en una mera declaración de culpabilidad o de inculpabilidad del acusado, sino en la respuesta que dan los jurados a las cuestiones que se les proponen como materia de deliberación y objeto de decisión. De esta manera, el art. 3.1 LJ expone que “los jurados emitirán veredicto declarando probado o no probado el hecho justiciable que el Magistrado-Presidente haya determinado como tal, así como aquellos otros hechos que decida incluir en su veredicto y no impliquen variación sustancial de aquél”

STS de 29 de mayo de 2000. La motivación de la sentencia se integra como un requisito esencial de toda resolución judicial. A través de la necesaria motivación no sólo se va a satisfacer la necesaria tutela judicial efectiva, explicando las razones que llevan al Tribunal sentenciador a dictar la resolución, sino que se va a permitir al Tribunal superior, en virtud de la impugnación, que pueda comprobar la lógica y la racionalidad de la función jurisdiccional

STS de 29 de mayo de 2000. Apreciación como muy cualificada de la atenuante de confesión que debió formularse en el trámite de calificación jurídica. Pero, no en los informes jurídicos tras conocerse el contenido del veredicto

STS de 6 de junio de 2000. La introducción de una distinta valoración jurídica de los hechos no supone alteración de los hechos probados por el jurado. Doctrina sobre el dolo eventual. Agresión sexual

STS de 7 de julio de 2000. Si la presencia de una causa de inimputabilidad se deduce del material instructorio, es procedente acordar el sobreseimiento libre aún cuando los hechos constitutivos del tipo penal estén presentes en la instrucción. Aplicación de esta doctrina al proceso penal ante el Tribunal del Jurado.

STS de 26 de julio de 2000. Cuando el jurado se pronuncia en su veredicto sobre la declaración de hechos probados y procede a proclamar la culpabilidad del acusado no califica jurídicamente el hecho probado en su vertiente de culpabilidad. En consecuencia, la proclamación de culpabilidad por la participación del hecho delictivo no incluye nomen iuris delictivo alguno ni contiene calificación jurídica alguna de culpabilidad. 

STS de 11 de septiembre de 2000. Doctrina sobre el valor de las declaraciones realizadas en sede sumarial. Valor de las declaraciones del coimputado. La motivación del veredicto no es un requisito formal sino un imperativo de racionalidad. Muy correcta motivación del veredicto por el jurado. Doctrina sobre la coautoría.

STS de 11 de septiembre de 2000. COMPETENCIA OBJETIVA DEL TRIBUNAL DEL JURADO. Criterios determinantes de la existencia de animus necandi que impiden que los hechos declarados probados integren un delito de lesiones en concurso ideal con un delito de homicidio.

STS de 9 de octubre de 2000. TRIBUNAL DEL JURADO. VIOLENCIA DOMÉSTICA. Apreciación de alevosia. Tipos de alevosia.

STS de 16 de octubre de 2000. TRIBUNAL DEL JURADO. ÁMBITO COGNOSCITIVO DEL RECURSO DE APELACIÓN. En el acto de la vista del recurso de apelación no se pueden plantear motivos que lo justifiquen que sean diferentes a los contenidos en el escrito de interposición del recurso de apelación ya que no solo se produciría una deslealtad procesal cuanto también originaria indefensión al impedirse, en su caso, plantear recurso supeditado. Solo es posible introducir nuevos motivos siempre que se hallen referidos a la violación de derechos fundamentales que no estando contemplados en el artículo 846 bis c) LECrim tengan relevancia para la resolución del proceso.

STS de 24 de octubre de 2000. EL TRIBUNAL DE APELACIÓN SE EXTRALIMITA EN SU FUNCIÓN DE CONTROL CUANDO REALIZA UNA NUEVA VALORACIÓN –LEGALMENTE INADMISIBLE- DE UNA ACTIVIDAD PROBATORIA QUE NO HA PERCIBIDO DIRECTAMENTE, QUEBRANTANDO CON ELLO LAS NORMAS DE PROCEDIMIENTO ANTE EL JURADO (ART. 3º LJ) DE LAS QUE SE DEDUCE QUE ES EL TRIBUNAL QUE HA PRESENCIADO EL JUICIO ORAL EL QUE DEBE VALORAR LA PRUEBA, RACIONALMENTE Y EN CONCIENCIA. CONCRETAMENTE NO PUEDE EL TRIBUNAL DE APELACIÓN REVISAR LA VALORACIÓN DE PRUEBAS PERSONALES DIRECTAS PRACTICADAS ANTE EL JURADO (TESTIFICALES, PERICIALES O DECLARACIONES DE LOS IMPUTADOS O COIMPUTADOS) A PARTIR EXCLUSIVAMENTE DE SU FRAGMENTARIA DOCUMENTACIÓN EN EL ACTA, VULNERANDO EL PRINCIPIO DE INMEDIACIÓN, O PONDERAR EL VALOR RESPECTIVO DE CADA MEDIO VÁLIDO DE PRUEBA PARA SUSTITUIR LA CONVICCIÓN RACIONALMENTE OBTENIDA POR EL JURADO POR LA SUYA PROPIA.

STS de 28 de octubre de 2000. La nulidad declarada en la sentencia del recurso de apelación no lo es del juicio celebrado, sino del veredicto emitido por el Jurado, por carecer el acta de una motivación que pudiera considerarse mínimamente suficiente e incluir pronunciamientos contradictorios. Es un vicio situado en la construcción del veredicto, que podría haber contituído un defecto in iudicando justificativo de la devolución de los autos al mismo Tribunal decisor para la emisión de una nueva sentencia. Y así lo podía haber resuelto el legislador en el ámbito del Jurado si hubiese mantenido a los jurados hasta la firmeza de la sentencia, en previsión de posibles nulidades por defectos en la elaboración del veredicto apreciado en trámite de apelación, subsanables con la emisión de uno nuevo y sin necesidad de repetir el juicio oral con resultados probatorios inciertos y quizá distintos de los del juicio oral ya celebrado válidamente. El legislador no lo ha hecho así, imposibilitando la emisión de un veredicto nuevo por el mismo Jurado, cuando el emitido adoleciera de defectos tales como la insuficiencia de motivación. Es esa imposibilidad la que conduce a la necesidad de constituir nuevo Jurado y, por lo mismo, a celebrar un nuevo juicio. 

STS de 17 de noviembre de 2000. EL ACTA DEL JURADO ES EL VEREDICTO. LA OBLIGACIÓN DE MOTIVAR EL VEREDICTO SE ENCUENTRA EN EL ARTÍCULO 120.3. DE LA CONSTITUCIÓN. LA SUFICIENCIA DE LA MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO NO PUEDE SER APRECIADA A PRIORI CON CRITERIOS GENERALES SINO QUE ES PRECISO EXAMINAR LAS CIRCUNSTANCIAS CONCURRENTES EN CADA CASO: UN VERDICTO SE HALLA MOTIVADO CUANDO SUS DECLARACIONES, ATENDIDAS LAS CIRCUNSTANCIAS DEL CASO Y LAS CONCRETAS PRUEBAS A QUE HACE REFERENCIA Y QUE FUNDAMENTAN SUS DECLARACIONES SON SUFICIENTES PARA CONOCER EL DISEÑO PROBATORIO EN EL QUE LOS JURADOS HICIERON DESCANSAR SU CONVICCIÓN. LA EXPRESIÓN “SUCINTA” A QUE ALUDE LA LJ DEBE INTERPRETARSE COMO BREVE O COMPENDIOSO. AUNQUE DEBE SER SUFICIENTE. ENTENDIDA LA SUFICIENCIA COMO CONCEPTO JURÍDICO INDETERMINADO QUE SIRVE PARA VALORAR SI LA EXPLICACIÓN QUE HA SIDO EXPUESTA EN EL ACTA ES BASTANTE PARA CONOCER LOS ELEMENTOS FÁCTICOS DE LA PRUEBA PRACTICADA ANTE LOS JURADOS.

STS de 29 de noviembre de 2000. TRIBUNAL DEL JURADO. LA FUERZA ATRACTIVA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PUEDE Y DEBE EXTENDERSE A SUPUESTOS EN LOS QUE SE OFREZCAN PECULIARIDADES QUE NO ENCAJEN DE MANERA EXACTA E INCONTROVERTIDA EN LAS REGLAS DESARROLLADAS, CON CARÁCTER GENERAL, EN EL ARTÍCULO 5 LEY DEL JURADO. LA CONEXIDAD SUBJETIVA SE ESTABLECE NO SÓLO EN FUNCIÓN DE CRITERIOS OBJETIVOS O CUANTITATIVOS, SINO QUE SE DEBE TENER EN CUENTA QUE LA CONCENTRACIÓN EN UN SOLO PROCESO DE LOS VARIOS DELITOS QUE SE IMPUTEN A UNA PERSONA NO ES BASE SUFICIENTE PARA SU ACUMULACIÓN, SINO QUE SE REQUIERE QUE GUARDEN ANALOGÍA O RELACIÓN ENTRE SÍ, LO QUE EN TODO CASO DEBERÁ SER VALORADO POR EL TRIBUNAL QUE EN DEFINITIVA VAYA A JUZGAR. EL CRITERIO DE GRAVEDAD DEL HECHO ENJUICIADO ES UNA PAUTA SUFICIENTE Y NECESARIA PARA ESTABLECER LA COMPETENCIA EN ALGUNAS MODALIDADES DE PLURALIDAD DELICTIVA QUE PRESENTAN ANALOGÍA CON DETERMINADAS MODALIDADES DE CONCURSOS DELICTIVOS EN LOS QUE CONCURREN DELITOS DE LA COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO, CON OTROS CUYO ENJUICIAMIENTO VENDRÍA ATRIBUIDO A LOS JUECES Y TRIBUNALES TÉCNICOS. 

STS de 4 de enero de 2001. La conceptuación de un HECHO COMO FAVORABLE O DESFAVORABLE PARA EL ACUSADO por el magistrado presidente del Tribunal del Jurado PUEDE JUSTIFICARSE EN UNA DEFICIENCIA ESTRICTAMENTE FORMAL E IRRELEVANTE. LA RECLAMACIÓN DE SUBSANACIÓN EN EL JUICIO PENAL CON JURADOS ES UNA EXIGENCIA DE LA LEALTAD PROCESAL. ES POSIBLE EN CASACIÓN LA APRECIACIÓN DEL ERROR FACTI. EL ERROR IURIS EN CASACIÓN HA DE RESPETAR RIGUROSAMENTE LOS HECHOS PROBADOS

STS de 31 de enero de 2001. CONEXIDAD DE DELITOS COMO CRITERIO COMPETENCIAL DEL TRIBUNAL DEL JURADO. LA LEY DE JURADO EXCLUYE LA CONEXIDAD PERSONAL Y EL ENJUICIAMIENTO DE DELITOS CONEXOS CUANDO PUEDA EFECTUARSE POR SEPARADO Y SIN ROMPER LA CONTINENCIA DE LA CAUSA

STS de 29 de enero de 2001. PROPOSICIÓN DE PRUEBA EN LAS ALEGACIONES PREVIAS DE LAS PARTES AL JURADO: SOLO PUEDEN ADMITIRSE LAS PRUEBAS QUE TENIDAS POR PERTINENTES PUEDAN PRACTICARSE EN EL ACTO POR LO QUE DEBEN RECHAZARSE TANTO LAS PRUEBAS QUE SE DECLAREN IMPERTINENTES COMO LAS QUE AÚN SIENDO PERTINENTES NO PUEDAN PRACTICARSE EN EL ACTO. NARRACIÓN DE HECHOS EN LAS PROPUESTAS-CUESTIONES QUE EL MAGISTRADO PRESIDENTE PRESENTA A LOS JURADOS: NO EXISTE CONTRADICCIÓN ENTRE PÁRRAFOS PROPUESTOS PORQUE SE REDACTEN JUNTOS O SEPARADOS POR EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO. REQUISITOS BÁSICOS PARA PROCEDER A LA DEVOLUCIÓN DEL VEREDICTO AL JURADO EN LOS SUPUESTOS DE VEREDICTO CONTRADICTORIO. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: SUPONE NO EXIGIR A LOS JURADOS EL MISMO GRADO DE RAZONAMIENTO  INTELECTUAL  Y  TÉCNICO  QUE DEBE  EXIGIRSE A UN JUEZ PROFESIONAL

STS de 5 de febrero de 2001. LA DUDA RAZONABLE DE LOS JURADOS AL PRONUNCIAR EL VEREDICTO: SE REFIERE A LA FALTA DE FUERZA DE CONVICCIÓN DE LAS PRUEBAS QUE LOS JURADOS HAN VISTO PRACTICAR. ESA DUDA ES POR SÍ MISMA FUNDAMENTO SUFICIENTE DE LA ABOSOLUCIÓN

STS de 6 de febrero de 2001. ES DOCTRINA JURISPRUDENCIAL CONSOLIDADA QUE CUANDO SE IMPUTEN A UNA PERSONA DOS DELITOS CONTRA LAS PERSONAS UNO CONSUMADO Y OTRO INTENTADO CON EL RIESGO DE QUE EL ENJUICIAMIENTO SEPARADO ROMPA LA CONTINENCIA DE LA CAUSA EL ENJUICIAMIENTO  CORRESPONDE  A  LA AUDIENCIA  PRIVINCIAL. NO  AL  TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 21 de febrero de 2001. IRRECURRIBILIDAD DEL AUTO DE HECHOS JUSTICIABLES. MOTIVACIÓN DE LA SUBSUNCIÓN DEL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 5 de marzo de 2001. EL MODELO DEL DOBLE EXAMEN JURISDICCIONAL DE LAS SENTENCIAS DEL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO SE JUSTIFICA EN LA COHERENCIA QUE EVITA LA RUPTURA DE LA CONGRUENCIA  IMPUGNATIVA. EL  MAGISTRADO  PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO CUANDO PRONUNCIA SENTENCIA REALIZA UNA LABOR COMPLEMENTARIA Y DE CARÁCTER CRÍTICO EN LA MEDIDA EN QUE LLEVA A CABO UN ANÁLISIS DE LA SUFICIENCIA DE LAS RAZONES EXPUESTAS POR LOS JURADOS EN SU VEREDICTO

STS de 12 de marzo de 2001. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: SU JUSTIFICACIÓN SE ENCUENTRA EN EL MODELO DE DOBLE EXAMEN JURISDICCIONAL A QUE SE HALLA SOMETIDO. SOLO LO QUE SE MOTIVA PUEDE TENER UN CONTROL IMPUGNATIVO. JUSTIFICACIÓN DE LA EXIGENCIA DE MOTIVAR EL VEREDICTO. PAUTAS A SEGUIR PARA LA ARTICULACIÓN SECUENCIAL DEL OBJETO DEL VEREDICTO

STS de 22 de marzo de 2001. EL COMPROMISO PROBATORIO QUE JUSTIFICA LA CERTEZA DE UN HECHO EN LA LEY DEL JURADO ES SUSTANTIVO Y ADVERSARIAL

STS  de 4  de abril  de 2001. IRREPROCHABLE  SUBSUNCIÓN DE LOS HECHOS QUE HACE EL JURADO EN LOS PRECEPTOS PENALES QUE TIPIFICAN EL DELITO DE HOMICIDIO CONSUMADO Y EL DE ROBO CON VIOLENCIA EN GRADO DE TENTATIVA

STS de 9 de abril de 2001. EL PRONUNCIAMIENTO DEL JURADO HA DE SER SOBRE EL HECHO DELICTIVO Y NO SOBRE SU CALIFICACIÓN JURÍDICA. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: NO ES PRECISO AGOTAR TODAS LAS POSIBILIDADES ARGUMENTALES  PARA  PROCLAMAR CUALES HAN SIDO LAS CLAVES DE LA CONVICCIÓN DEL JURADO YA QUE BASTA CON UNA REFERENCIA A LOS ELEMENTOS PROBATORIOS BÁSICOS TENIDOS EN CUENTA EN EL PROCESO DE DELIBERACIÓN DEL JURADO

STS de 10 de abril de 2001. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: EL JURADO DEBE EXPLICAR LOS ELEMENTOS DE CONVICCIÓN QUE HA TENDIO EN CONSIDERACIÓN PARA EFECTUAR SUS PRONUNCIAMIENTOS FÁCTICOS

STS de 18 de abril de 2001. NO ES POSIBLE INCLUIR EN EL OBJETO DEL VEREDICTO HECHOS NO ALEGADOS POR LAS PARTES AUNQUE SÍ ES POSIBLE AÑADIR DATOS COMPLEMENTARIOS O COLATERALES DEL MISMO

STS de 19 de abril de 2001. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: DESCANSAR LA MOTIVACIÓN SOLO EN LA TOTALIDAD DE LA PRUEBA PRACTICADA NO PUEDE SER EN REALIDAD MOTIVACIÓN ALGUNA

STS de 4 de junio de 2001. LOS PRONUNCIAMIENTOS CONTRADICTORIOS DEL VEREDICTO COMO CAUSA DE SU DEVOLUCIÓN AL JURADO

STS de 4 de junio de 2001. OBJETO DEL VEREDICTO: POSEE EN LA LEY DEL JURADO LA PRECISA CLARIDAD COMO PARA FAVORECER UN PRONUNCIAMIENTO DEL JURADO COHERENTE

STS de 25 de junio de 2001. PRUEBA DE INSPECCIÓN OCULAR: SU PRÁCTICA EN EL JUICIO CON JURADOS ES EXCEPCIONAL

STS de 29 de junio de 2001. EXCLUSIÓN DE LA COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO DE LA CONEXIDAD SUBJETIVA

STS de 10 de octubre de 2001. CUANDO SE PROCEDE A CASAR UNA SENTENCIA DE UN TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA EL TRIBUNAL SUPREMO NO DEBE PROCEDER A PRONUNCIAR UNA NUEVA SENTENCIA: DEBE DECLARAR LA FIRMEZA DE LA SENTENCIA PRONUNCIADA POR EL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 16 de octubre de 2001. PRESUPUESTOS PARA ALEGAR EN CASACIÓN LA VULNERACIÓN DEL DERECHO A LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. VALOR DE LAS DECLARACIONES EFECTUADAS EN LA INSTRUCCIÓN SUMARIAL

STS de 17 de octubre de 2001. LA ATRIBUCIÓN DE JURISDICCIÓN A LOS JURADOS PARA DELIBERAR PRECLUYE CUANDO EL VEREDICTO ES DEFINITIVAMENTE ACEPTADO POR EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 19 de octubre de 2001. REDACCIÓN DEL OBJETO DEL VEREDICTO PREFIGURADA POR EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO. EL VEREDICTO DE CULPABILIDAD POR LA PARTICIPACIÓN DEL HECHO DELICTIVO NO INCLUYE EL “NOMEN IURIS” DELICTIVO

STS de 30 de octubre de 2001. LAS PARTES PUEDEN SEÑALAR A LOS TESTIGOS, PERITOS Y ACUSADOS SUS CONTRADICCIONES QUE PUEDEN SER OBJETO DE DEBATE AUNQUE LAS ACTAS DEL SUMARIO NO SE PUEDAN LEER DURANTE EL JUICIO. LA LEY DEL JURADO ADMITE EL PROCEDIMIENTO DE CONFRONTACIÓN DEL ARTÍCULO 714 DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL. LA MATERIA QUE NO HA SIDO OBJETO DE RECURSO DE APELACIÓN PUEDE SER OBJETO DE RECURSO DE CASACIÓN AL PREVALECER EL DERECHO A LA TUTELA JUDICIAL EFECTIVA Y NO EXISTIR UNA LIMITACIÓN LEGAL EXPRESA

STS de 15 de noviembre de 2001. EL CRITERIO DEL JURADO SOBRE LA PETICIÓN DE INDULTO NO INTEGRA EL CONTENIDO ESENCIAL DEL VEREDICTO YA QUE NI ES UNA DECLARACIÓN DE HECHOS NI CONSTITUYE UNA PROCLAMACIÓN DE INCULPABILIDAD. POR TANTO SU OMISIÓN POR EL JURADO NO JUSTIFICA LA DEVOLUCIÓN DEL VEREDICTO PARA QUE SE PRONUNCIE SOBRE EL INDULTO

STS de 26 de noviembre de 2001. MOMENTOS EN QUE ES POSIBLE PLANTEAR LA INADECUACIÓN DEL PROCEDIMIENTO CON ARREGLO A LA LEY DEL JURADO. CONTRA LOS AUTOS RESOLVIENDO CUESTIONES PREVIAS SOLO ES POSIBLE PLANTEAR RECURSO DE APELACIÓN. NO RECURSO DE CASACIÓN

STS de 3 de diciembre de 2001. LAS PARTES NO PUEDEN VARIAR LAS PRUEBAS A IMPULSOS DE LA CELEBRACIÓN DEL JUICIO ORAL. EL OBJETO DEL VEREDICTO HA DE CONTENER EXCLUSIVAMENTE LOS EXTREMOS DETERMINANTES DE LA CALIFICACIÓN DE LAS PARTES PERO NO EL CÚMULO DE CIRCUNSTANCIAS CIRCUNDANTES QUE ACOMPAÑAN AL HECHO DELICTIVO. LA LEY DEL JURADO NO CONMINA A LOS JURADOS A REALIZAR MENCIONES NORMATIVAS PROPIAS DEL CÓDIGO PENAL. LA PROCLAMACIÓN DE CULPABILIDAD ES DE JUSTIFICACIÓN FÁCTICA. NO NORMATIVA

STS de 13 de diciembre de 2001. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: TIENE LUGAR CUANDO SU FUNDAMENTACIÓN ES RAZONABLE Y NO FRUTO DE LA MERA ARBITRARIEDAD

STS de 14 de diciembre de 2001. APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 729.2º LECrim AL ÁMBITO PROBÁTICO DE LA LEY DEL JURADO

STS de 21 de diciembre de 2001. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: LA CONVICCIÓN DE LOS JURADOS SE JUSTIFICA EN LAS PRUEBAS PRACTICADAS

STS de 18 de febrero de 2002. VOTACIÓN DE LOS HECHOS: SI NO SE ALCANZA EL “QUÓRUM” PARA DAR POR PROBADOS LOS HECHOS FAVORABLES O DESFAVORABLES TALES HECHOS HAN DE ESTIMARSE COMO NO PROBADOS

STS de 26 de febrero de 2002. PROPUESTA INOPINADA DEL OBJETO DEL VEREDICTO POR EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 22 de abril de 2002. EXIGENCIA DE MOTIVAR LOS MAGISTRADOS PRESIDENTES DE TRIBUNALES DE JURADO LAS SENTENCIAS ABSOLUTORIAS VINCULADAS CON VEREDICTOS DE INCULPABILIDAD

STS de 26 de abril de 2002. LA DECLARACIÓN DE CULPABLE O NO CULPABLE QUE REALIZA EL JURADO NO ES JURÍDICA O NORMATIVA. ERROR EN LA APRECIACIÓN DE LA PRUEBA EN CASACIÓN: ES PRECISO QUE SOBRE SU ÁMBITO FÁCTICO SE HAYA PRONUNCIADO EL JURADO

STS de 26 de abril de 2002. LA INFRACCIÓN DE PRECEPTO PENAL DE CARÁCTER SUSTANTIVO O DE OTRA NORMA DEL MISMO CARÁCTER COMO MOTIVO DE CASACIÓN HA DE RESPETAR ESTRICTAMENTE LOS HECHOS PROBADOS QUE CORRESPONDE DECLARAR AL JURADO

STS de 8 de mayo de 2002. CARÁCTER INESCINDIBLE ENTRE EL VEREDICTO DEL JURADO RESPECTO DE LOS ELEMENTOS DE CONVICCIÓN TENIDOS EN CUENTA Y SENTENCIA DEL PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO RESPECTO A LA INDICACIÓN DE PRUEBA DE CARGO. CONCEPTO DE PRUEBA ANTICIPADA A LOS EFECTOS DE SU USO EN EL JUICIO ORAL ANTE LOS JURADOS

STS de 5 de junio de 2002. SUPUESTOS EN LOS QUE SE VULNERA LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. EL AUTO DE HECHOS JUSTICIABLES NO ENMARCA EL CONTENIDO DEL ENJUICIAMIENTO QUE TENDRÁ LUGAR ANTE LOS JURADOS. LAS EXIGENCIAS DE MOTIVAR EL VEREDICTO HAN DE SER PROPORCIONADAS A LA NECESIDAD DE SU JUSTIFICACIÓN

STS de 7 de junio de 2002. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: TIENE LUGAR CON LA ENUMERACIÓN POR LOS JURADOS DE LOS ELEMENTOS DE PRUEBA TOMADOS EN CONSIDERACIÓN POR ELLOS MISMOS

STS de 11 de junio de 2002. EL TRIBUNAL DEL JURADO ES UN ÓRGANO JURISDICCIONAL ENCUADRADO DENTRO DE LA ORGANIZACIÓN JUDICIAL Y CONSTITUYE EL ÓRGANO JURISDICCIONAL PREDETERMINADO EN LA LEY. CONCLUIR DEFINITIVAMENTE ANTE EL TRIBUNAL DEL JURADO POR UN HECHO QUE NO SE INTEGRA EN SU ÁMBITO DE COMPETENCIA OBJETIVA ES UNA EXCEPCIÓN INSPIRADA EN EL DERECHO A UN PROCESO SIN DILACIONES INDEBIDAS Y EN LA ECONOMÍA PROCESAL

STS de 21 de junio de 2002. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: SE CUMPLE CON LA EXPOSICIÓN DE LAS PRUEBAS EN LAS QUE JUSTIFICA SU CONVICCIÓN EL JURADO

STS de 5 de julio de 2002. INSPECCIÓN OCULAR: SU PRÁCTICA SE CONDICIONA A SU NECESIDAD

STS de 3 de octubre de 2002. ÁMBITO PROBÁTICO ANTE LOS JURADOS: NO ES UNA REGULACIÓN AUTÓNOMA A LA CONTENIDA EN LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL. PRUEBA ANTICIPADA: AFECTA A LA VALIDEZ DE ELEMENTOS PROBATORIOS OBJETO NO SOLO DE LA ESTRICTA PRUEBA ANTICIPADA SINO DE LA PRUEBA PRECONSTITUIDA

STS de 28 de octubre de 2002. LA LEY DEL JURADO NO MENCIONA COMO REQUISITO LA EXPRESA MENCIÓN EN EL ACTA DEL VEREDICTO DEL NÚMERO DE VOTOS OBTENIDOS POR CADA PROPUESTA SINO QUE SE LIMITA A SEÑALAR QUE DEBE CONSTAR SI HA SIDO OBTENIDA POR UNANIMIDAD O MAYORÍA

STS de 28 de noviembre de 2002. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: ES LA QUE PERMITE LA INTELEGIBILIDAD Y EL CONTROL DE LA RACIONALIDAD DE LA DECISIÓN. VULNERACIÓN DE LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA: SUPONE UN CONTROL DE RACIONALIDAD DE LA PRUEBA DIRECTA Y DE LA INDICIARIA O CIRCUNSTANCIAL

STS de 17 de enero de 2003. DISOLUCIÓN DEL JURADO POR INEXISTENCIA DE PRUEBA DE CARGO: LA INEXISTENCIA DE PRUEBA DE CARGO HA DE SER ABSOLUTA. LA CULPABILIDAD QUE DECLARA EL JURADO NO IMPLICA ELEMENTO NORMATIVO DE REPROCHABILIDAD JURÍDICO-PENAL

STS de 14 de febrero de 2003. REQUISITOS PARA QUE LA PRUEBA INDICIARIA CIRCUNSTANCIAL O INDIRECTA PUEDA ENERVAR LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO PUEDE DESARROLLAR Y ESTRUCTURAR EL “FACTUM” SENTENCIAL PERO SIN APARTARSE DE LO ESTRICTAMENTE CONSTATADO COMO PROBADO EN EL VEREDICTO

STS de 12 de marzo de 2003. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: HAY QUE PRECISAR LA RAZÓN POR LA QUE A LA FUENTE DE PRUEBA SE LE ASIGNA VALOR PROBATORIO. LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ELEMENTOS DE CONVICCIÓN DEL JURADO NO HA DE SER MERAMENTE EJEMPLIFICATIVA. VOTO PARTICULAR: LA MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO NO SE JUSTIFICA EN LA EXIGENCIA A LOS JURADOS DE UN PROCESO LÓGICO-VALORATIVO DE LA PRUEBA PRACTICADA. ES SUFICIENTE QUE  LOS JURADOS  SE JUSTIFIQUEN EN EL RESULTADO DE LAS PRUEBAS

STS de 25 de marzo de 2003. NO ES POSIBLE CONFUNDIR FALTA DE MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO Y PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. LA SUFICIENCIA DE MOTIVACIÓN NO ES GARANTÍA DE ACIERTO EN LA EMISIÓN DEL VEREDICTO YA QUE ES POSIBLE PRUEBAS QUE INTEGREN LA MOTIVACIÓN Y NO POSEAN ENTIDAD INCRIMINATORIA SUFICIENTE LO QUE DARÍA PASO A LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA

STS de 2 de abril de 2003. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DE LOS HECHOS CONSTITUTIVOS DE UN DELITO DE VIOLENCIA FAMILIAR

STS de 21 de abril de 2003. MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO: LA IDENTIFICACIÓN DE LOS ELEMENTOS DE CONVICCIÓN DE LOS JURADOS HA DE HACERSE CON EL IMPRESCINDIBLE DETALLE Y NO HA DE SER MERAMENTE EJEMPLIFICATIVA. NO SE PREVÉ EN LA LEY DEL JURADO LA DEVOLUCIÓN DEL VEREDICTO POR AUSENTE MOTIVACIÓN

STS de 23 de mayo de 2003. LA TÉCNICA DE DOBLE PLANTEAMIENTO DE PREGUNTAS FAVORABLES Y DESFAVORABLES SOBRE UN MISMO HECHO RESULTA DEFECTUOSA POR SU CONFUSIÓN PARA LOS JURADOS OBLIGADOS A PRONUNCIARSE AUNQUE EN EL CASO ENJUICIADO NO SE ORIGINÓ ESA CONSECUENCIA

STS de 2 de junio de 2003. POSIBILIDAD DE QUE EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO PUEDA FORMULAR PREGUNTAS COMO LAS QUE SE PERMITEN EN EL ARTÍCULO 708.1º. LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL. MOTIVACIÓN DEL DEREDICTO: NO CONSISTE EN LIMITARSE EL JURADO A DEJAR CONSTANCIA DE LAS FUENTES DE PRUEBA DE LAS QUE OBTUVO SU CONVICCIÓN

STS de 2 de junio de 2003. EL JURADO NO ESTABLECE LA CALIFICACIÓN JURÍDICA DE LOS HECHOS SINO SIMPLEMENTE HECHOS

STS de 22 de septiembre de 2003. ERRÓNEO CRITERIO DEL PONENTE SOBRE LA CONCEPTUACIÓN DEL TRIBUNAL DEL JURADO COMO TRIBUNAL POPULAR

STS de 24 de septiembre de 2003. EL OBJETO DEL VEREDICTO HAN DE SER LOS HECHOS ALEGADOS POR LAS PARTES QUE SON LOS CONTENIDOS EN LAS CONCLUSIONES DEFINITIVAS DE LA ACUSACIÓN Y DEFENSA

STS de 29 de septiembre de 2003. INESCINDIBILIDAD ENTRE EL HECHO Y EL DERECHO. EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO HA DE SOMETER AL JURADO TANTO LOS HECHOS QUE INTEGRAN EL TIPO OBJETIVO DEL DELITO COMO LOS QUE INTEGRAN EL TIPO SUBJETIVO DEBIDO A QUE EL JURADO DECLARA TAMBIÉN LA CULPABILIDAD O INCULPABILIDAD DEL ACUSADO

STS de 4 de noviembre de 2003. DISOLUCIÓN ANTICIPADA DEL JURADO POR INEXISTENTE PRUEBA DE CARGO: SUPONE UN CONTROL EN LA FASE DECLARATIVA DE LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA QUE NO ES POSIBLE FRAGMENTAR FÁCTICAMENTE

STS de 25 de noviembre de 2003. SELECCIÓN DE CANDIDATOS A JURADOS: ES POSIBLE QUE ABIERTA LA SESIÓN NO SE INTERROGUE INMEDIATAMENTE A LOS CANDIDATOS A JURADOS SINO QUE SE PROCEDA DIRECTAMENTE AL SORTEO DE LOS MISMOS PARA SU SELECCIÓN

STS de 27 de noviembre de 2003. LA PROPOSICIÓN DE PRUEBA EN LAS ALEGACIONES PREVIAS DE LAS PARTES AL JURADO NO ESTÁ SUJETA A LIMITACIÓN AUNQUE HAN DE SEGUIRSE LOS REQUISITOS ORDINARIOS DE PERTINENCIA Y NECESIDAD

STS de 28 de noviembre de 2003. LA REPETICIÓN DE UN NUEVO JUICIO CON JURADO PROVOCA LA INNECESARIEDAD DE ACUDIR AL TRIBUNAL SUPREMO PLANTEANDO RECURSO DE CASACIÓN

STS de 28 de noviembre de 2003. PREGUNTAS DEL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO CON OCASIÓN DEL JUICIO ORAL: HAN DE JUSTIFICARSE EN UNA POSICIÓN EXIGENTEMENTE IMPARCIAL

STS de 10 de diciembre de 2003. ELEMENTOS JUSTIFICADORES DE LA MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO

STS de 19 de enero de 2003. NO APLICACIÓN SUPLETORIA DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL CUANDO LA LEY DEL JURADO RESUELVE DIRECTAMENTE LAS CUESTIONES PROCESALES QUE SURJAN DE SU APLICACIÓN

STS de 20 de enero de 2004. EXCLUSIÓN DE LA CONEXIDAD PERSONAL O SUBJETIVA DEL ÁMBITO DE CONOCIMIENTO DEL TRIBUNAL DEL JURADO POR SER DEMASIADO COMPLEJA

STS de 6 de febrero de 2004. LA AMPLIACIÓN DEL JUICIO A ALGÚN HECHO COMO CUESTIÓN PREVIA RESPECTO DEL CUAL SE HAYA INADMITIDO LA APERTURA DEL JUICIO ORAL NO ES RESTRICTIVA

STS de 13 de febrero de 2004. LA NO COINCIDENCIA CON LA MAYORÍA DEL JURADO EN LA FIJACIÓN DE HECHOS Y LA POSTERIOR COINCIDENCIA EN LA CONCURRENCIA DE UNA CIRCUNSTANCIA MODIFICATIVA DE LA RESPONSABILIDAD NO ES UN DEFECTO EN EL CONTENIDO DEL VEREDICTO QUE JUSTIFIQUE SU DEVOLUCIÓN POR EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 27 de febrero de 2004. EN SU VEREDICTO EL JURADO NO DEBE ABORDAR CALIFICACIONES JURÍDICAS

STS de 11 de marzo de 2004. CUANDO HAN EXISTIDO CONTRADICCIONES Y RETRACTACIONES ENTRE LO DICHO EN EL JUICIO ORAL Y LO DECLARADO EN LA INSTRUCCIÓN SUMARIAL SI LA PARTE QUE FORMULA EL INTERROGATORIO APORTA EL TESTIMONIO DE LA DECLARACIÓN SUMARIAL ÉSTA SE INCORPORA AL ACTA DEL JUICIO DE LA QUE DISPONEN LOS JURADOS PARA CONTRASTAR, COMPROBAR E INTERPRETAR LOS TÉRMINOS Y ALCANCE DE LAS CONTRADICCIONES VALORÁNDOLAS A EFECTOS PROBATORIOS

STS de 29 de marzo de 2004. VEREDICTO DEL JURADO PERFECTAMENTE HOMOLOGABLE EN CUANTO A SUS VALORACIONES A LAS QUE REALIZAN CUALESQUIERA TRIBUNALES PROFESIONALES

STS de 16 de abril de 2004. ERRÓNEO CRITERIO DEL PONENTE SOBRE EL CARÁCTER “POPULAR” DEL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 21 de abril de 2004. LOS PRINCIPIOS, REGLAS Y CRITERIOS APLICABLES CON  RELACIÓN A LOS  DERECHOS FUNDAMENTALES  DE LOS  CIUDADANOS NO SE HALLAN AFECTADOS EN RAZÓN A QUE EL ENJUICIAMIENTO SE REALICE ANTE UN TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 3 de mayo de 2004. CONEXIDAD ENTRE EL DELITO DE HOMICIDIO Y MALOS TRATOS

STS de 4 de mayo de 2004. LOS JURADOS NO TIENEN FACULTADES PARA PRONUNCIARSE SOBRE RESPONSABILIDADES CIVILES. ESE PRONUNCIAMIENTO LO RESERVA LA LEY DEL JURADO AL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO

STS de 4 de mayo de 2004. EXPRESIÓN EN EL ACTA DEL VEREDICTO DEL NÚMERO DE VOTOS. LA LEY DEL JURADO SE LIMITA A SEÑALAR QUE EN ELLA DEBE CONSTAR SI LA PROPUESTA HA SIDO OBTENIDA POR MAYORÍA O UNANIMIDAD

Volver