Xurisprudencia
TRIBUNAL DO XURADO: A QUO AUDIENCIAS
08 de abril del 2010

SAPAst de 16 de enero de 1998. Obligación del magistrado-presidente de motivar la prueba sobre la que autorizó el veredicto con independencia de la motivación que los jurados hagan de la valoración de la prueba existente.  

SAPPGC de 18 de enero de 1998. La conformidad evita la constitución del Tribunal del Jurado. Aplicación supletoria de la LECrim.

SAPT de 20 de enero de 1998. La conformidad evita la constitución del Tribunal del Jurado. Aplicación supletoria de la LECrim.

SAPMde 20 de enero de 1998. La conformidad evita la constitución del Tribunal del Jurado. Aplicación supletoria de la LECrim. La conformidad es un acto en el que la comprobación y censura de su pertinencia y viabilidad coresponde al magistrado-presidente.

SAPGu de 21 de enero de 1998. Conformidad tras la constitución del Tribunal del Jurado.

SAPSe de 21 de enero de 1998. La existencia de prueba de cargo evita la disolución del Tribunal del Jurado. Descripción de proposiciones por el magistrado-presidente en los supuestos de homicidio.

SAPCo de 26 de enero de 1998. La conformidad evita la constitución del Tribunal del Jurado.

SAPV de 27 de enero de 1998. Delito de asesinato. Veredicto por unanimidad. Según el magistrado-presidente “como no podía ser de otra manera”.

SAPLu de 28 de enero de 1998. La suspensión de la condena es facultad privativa del magistrado-presidente.

SAPSe de 3 de febrero de 1998. Alevosia. Su integración en la sentencia del magistrado-presidente.

SAPMa de 4 de febrero de 1998. Hechos declarados probados por el jurado constitutivos de delito de asesinato en grado de consumación y de un delito también en grado de consumación de tenencia ilícita de armas. El jurado considera culpable por unanimidad al acusado después de apreciar en conciencia las pruebas practicadas en el juicio, las razones expuestas por la acusación y la defensa, lo manifestado por el mismo acusado, así como tras examinar lo que tuvieron por conveniente de las piezas de convicción y las diligencias remitidas por el juzgado instructor.

SAPAlb de 6 de febrero de 1998. La admisión de la conformidad en la fase intermedia. La conformidad de la defensa con el escrito de calificación del Ministerio Fiscal y la posterior ratificación del acusado con dicha conformidad conducen por aplicación de los artículo 24-2 de la LOTJ, y 655-2º de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y concordantes a dictar sin más trámites la sentencia procedente según la calificación acusadora.

SAPAst de 6 de febrero de 1998. La Ley Orgánica 5/1995, del Tribunal del Jurado, no contempla expresamente la posibilidad de que se dicte sentencia, sin celebración de Juicio Oral, por conformidad de las partes a diferencia de lo que la Ley de Enjuiciamiento Criminal prevé.

SAPCo de 12 de febrero de 1998. El principio acusatorio implica que los acusados solo pueden ser condenados por los delitos objeto de la acusación. Si se declaran probados por el jurado hechos distintos a los que fueron objeto de la acusación no se producen los presupuestos necesarios para aplicar el principio acusatorio.

SAPM de 12 de febrero de 1998. El acusado y el morador del piso entraron en un conflicto de voluntades al requerir reiteradamente el segundo al primero que saliera de su casa y negarse éste sistemáticamente a hacerlo. Veredicto de culpabilidad.

SAPAst de 16 de febrero de 1998. Conformidad en fase intermedia. Su admisibilidad en la Ley del Jurado.

SAPTo de 16 de febrero de 1998. Conformidad por aplicación analógica del artículo 50 LOTJ y artículo 655 LECrim.

SAPAli de 2 de marzo de 1998. Conformidad del acusado una vez iniciado el juicio: aplicación del artículo 50 de la Ley del Jurado.

SAPT de 3 de marzo de 1998. Conformidad del acusado en la fase intermedia: no procede la constitución del Tribunal del Jurado.

SAPM de 6 de marzo de 1998. Según el jurado la presunción de inocencia que asiste al acusado ha quedado enervada por las pruebas practicadas en el juicio con plenas garantías y de acuerdo con los principios de inmediación, publicidad y contradicción.

SAPVlid de 6 de marzo de 1998. El Jurado que presenció la prueba practicada en el acto de juicio, bajo el principio de inmediación, no ha dotado de credibilidad alguna, al testimonio de los testigos comparecientes, estimando, sin embargo más verosímil, la declaración del propio acusado en su versión uniformemente mantenida a lo largo de las actuaciones (que nunca llegó a entrar en la vivienda) al no encontrar tampoco causa o razón alguna para que él mismo tuviera que entrar en la vivienda: elementos de convicción tenidos en cuenta para la emisión de su veredicto. Procede de conformidad con lo dispuesto en el artículo 67 de la L.O. 5/95 de Tribunal del Jurado dictar sentencia absolutoria del acusado, libremente, con declaración de oficio de las costas procesales causadas.

SAPVizc de 10 de marzo de 1998. La Ley Orgánica del Tribunal del Jurado, 5/1995, no prevé de modo expreso supuestos de conformidad del acusado con las tesis de las acusaciones al margen de lo dispuesto en el artículo 50 de la Ley del Jurado.

SAPM de 14 de marzo de 1998. Los hechos declarados probados por el Tribunal del Jurado en su veredicto son legalmente constitutivos de los siguientes delitos: 1º Detención ilegal del articulo 163.2. del Código Penal, ya que tal y como ha quedado probado, los acusados retuvieron a la perjudicada C.J. R.S., en contra de su voluntad, durante aproximadamente una hora, llevándola posteriormente a su domicilio, privándole de su libertad ambulatoria durante ese tiempo, cesando la detención por la voluntad de los acusados, no por la intervención de la víctima; no consiguiendo los acusados su propósito, al no encontrar las tarjetas de crédito que buscaban, según declaración de la testigo. 2º. Un delito de robo con violencia del articulo 242.1. del Código Penal, al haber los acusados sustraído mediante el empleo de violencia objetos propiedad de la perjudicada, en contra de su voluntad y con la intención de hacerlos propios. Siendo la violencia empleada de la suficiente entidad como para ser un delito de amenazas. Valoración de la prueba por el jurado que la magistrada presidente considera muy acertada por parte del Tribunal del Jurado.

SAPVlid de 9 de mayo de 1998. El jurado ha declarado, sin vulneración alguna del derecho constitucional a la presunción de inocencia que consagra el artículo 24.2. de la Constitución Española la autoría del delito de asesinato ya que, ante él, con todas las garantías procesales, se ha practicado prueba de cargo bastante con referencia a los extremos a que se extiende, es decir la prueba de los hechos que constituyen el delito y la participación del acusado en los mismos. La prueba ha sido terminante en el sentido de que la víctima, en el momento de la agresión se hallaba sola en la casa con el acusado y que éste tenía la ropa que vestía manchada de sangre con el mismo perfil genético que la de la víctima.

SAPLu de 13 de mayo de 1998. Aunque la Ley del Tribunal del Jurado sigue un sistema de enumeración de los delitos de su competencia por referencia a artículos concretos, y en materia de incendio incluye solamente los de los artículos 352 y 354 CP, ello no excluye seguir conociendo del tipificado en el artículo 358 CP, como se desprende del artículo 48.3. LJ

SAPLu de 22 de mayo de 1998. Habiéndose producido conformidad sobre los hechos de la acusación procede no constituir el Tribunal del Jurado a pesar de que se mantenga el debate sobre las medidas de seguridad a imponer que se dilucidan en una comparecencia sin la presencia del jurado por no ser materia de su competencia la imposición de tales medidas 

SAPTfe de 25 de mayo de 1998. Para llegar a su conclusión incriminatoria el Jurado dispuso de suficiente prueba para desvirtuar la presunción constitucional de inocencia practicada en el juicio oral con todas las garantías

SAPSe de 26 de mayo de 1998. Aplicación supletoria de la conformidad del artículo 655 LECrim conforme al artículo 24.2. LJ

SAPPM de 28 de mayo de 1998. La Ley del Tribunal del Jurado distingue en su articulado los dos supuestos que se incluyen en el veredicto: la inculpabilidad y la culpabilidad, y respecto de este último consagra la imprescindible vinculación de la sentencia con el veredicto del Jurado incluyendo, como hechos probados y delitos objeto de absolución o de condena, el contenido del correspondiente veredicto 

SAPL de 29 de marzo de 1998. Los hechos declarados probados son legalmente constitutivos de un delito de homicidio imprudente previsto en el artículo 142.1. CP, y que castiga el que por imprudencia grave causare la muerte de otro

SAPOv de 30 de mayo de 1998. Concurrencia del delito de allanamiento de morada en concurso medial con el delito de robo con violencia, con el delito de detención ilegal y falta de lesiones

SAPLu de 2 de junio de 1998. La competencia objetiva del Tribunal del Jurado afecta al delito de allanamiento de morada consistente tanto en entrar como en mantenerse una vez dentro en morada ajena, sin habitar en ella, en ambos casos, en contra de la voluntad de su morador

SAPM  de 3  de junio de 1998. El  Jurado para llegar a pronunciar veredicto de culpabilidad ha atendido, con carácter general, a la prueba testifical que se practicó en el acto del juicio así como a los informes de los peritos que también comparecieron a dicho acto

SAPSe de 8 de junio de 1998. Conformidad prestada en la audiencia preliminar. Conformidad con arreglo a lo dispuesto en los artículo 50, 45 y 24.2. de la Ley Orgánica del Jurado, en relación con el artículo 655.2ª. de la Ley de enjuiciamiento Criminal, que permite sin más trámite se dicte sentencia según la calificación del Ministerio Fiscal y de la Acusación Particular, a la que se ha adherido la defensa del acusado

SAPTa de 9 de junio de 1998. La conformidad de los acusados con los hechos objeto de acusación, su calificación jurídica y con la pena solicitada por la acusación, manifestada por los propios acusados mediante ratificación personal realizada en audiencia pública ante el Magistrado-presidente y en la presencia de las partes, determina, conforme al artículo 50 de la Ley Orgánica del Tribunal del Jurado, en relación con el artículo 655, párrafo 2º de la LECrim., la disolución del Tribunal del Jurado y que se proceda a dictar sentencia de conformidad con lo solicitado por las partes

SAPCz de 10 de junio de 1998. Para condenar a una persona determinada por un delito es necesario que se haya acreditado cumplidamente su participación en el mismo como autor o cómplice, y esto es precisamente lo que no ha quedado acreditado en relación con el acusado, y ello a la vista de los hechos declarados probados, pues el veredicto de no culpabilidad se basa precisamente en esa falta de acreditación de la participación del acusado en los hechos que se le imputaban, toda vez que no fue posible encontrar el arma con que se produjeron los disparos y por ello no fue posible encontrar pruebas suficientes para culparle, además de las declaraciones contradictorias, desde el día de los hechos, de los testigos que han prestado declaración en el acto de juicio oral

SAPTa de 15 de junio de 1998. El ámbito de aplicación del sistema penal adversativo en el enjuiciamiento aplicable al proceso penal del Tribunal del Jurado permite la aplicación del instituto de la conformidad con anterioridad a que se constituya el Tribunal del Jurado.

SAPGir de 26 de junio de 1998. Es posible la conformidad en la fase intermedia.

SAPRio  de 29 de junio de 1998. Existencia de prueba de cargo. ASESINATO.

SAPSe de 2 de julio de 1998. Existencia de prueba de cargo practicada en el acto del juicio oral con aptitud suficiente para justificar las declaraciones fácticas emitidas.

SAPSe de 20 de julio de 1998. Existencia de prueba de cargo para justificar la condena del acusado.

SAPM de 21 de septiembre de 1998. CONFORMIDAD AL AMPARO DE LA LEY DEL JURADO. Tres serían los instantes procesales, que según la redacción de la Ley del Tribunal del Jurado, permiten que se pronuncie directamente una sentencia por conformidad con la acusación más grave. En primer lugar después de formulado el escrito de calificación por la defensa (lo que únicamente plantearía el problema de la determinación del órgano judicial competente para pronunciar la sentencia de conformidad); una vez constituido el Tribunal del Jurado y prestado juramento por sus miembros, al comienzo de la celebración del juicio oral; y, tras la práctica de la prueba en el plenario, en trámite de conclusiones definitivas. 

SAPSe de 28 de septiembre de 1998. Con arreglo al artículo 70.2. LOTJ consta la existencia de prueba de cargo practicada en el juicio oral con todas las garantías procesales y objetivamente suficiente para justificar un veredicto de culpabilidad. El material probatorio ha sido atendido por los jurados de forma acertada y encomiable.

SAPGC de 9 de octubre de 1998. La concreción de la prueba de cargo por el jurado es una exigencia de la garantía constitucional de la presunción de inocencia.

SAPHulva de 6 de noviembre de 1998.  La duda razonable no puede ser destruida mediante la prueba de indicios cuando concurre tan solo uno de esos indicios. Un único indicio es insuficiente para deducir el hecho que se trata de probar.

SAPTo de 18 de noviembre de 1998. CONFORMIDAD EN LA LEY DEL JURADO. Aplicación supletoria de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

AAPZam de 15 de enero de 1999. AUTO DE HECHOS JUSTICIABLES.

SAPMur de 16 de enero de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA PRONUNCIAR VEREDICTO DE CULPABILIDAD RESPECTO DE UN DELITO DE ASESINATO CUALIFICADO POR LA ALEVOSIA.

SAPNa de 29 de enero de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA PRONUNCIAR VEREDICTO DE CULPABILIDAD RESPECTO DE UN DELITO DE HOMICIDIO CONSUMADO QUE CONLLEVA LA ADOPCIÓN DE UNA MEDIDA DE SEGURIDAD PRIVATIVA DE LIBERTAD DE INTERNAMIENTO EN CENTRO PSIQUIÁTRICO.

SAPHlva de 27 de febrero de 1999. NO ES CIERTO QUE NO SE PUEDAN DECLARAR SECRETAS LAS ACTUACIONES QUE SE INCOEN EN INSTRUCCIÓN SUMARIAL CON ARREGLO A LA LEY DEL JURADO.

SAPHlva de 4 de marzo de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DE UN DELITO CONTRA LA SALUD PÚBLICA CONJUNTAMENTE CON OTRO DELITO DE COHECHO.

SAPViz de 5 de marzo de 1999. CONFORMIDAD CON ANTERIORIDAD A LA CELEBRACIÓN DE LA COMPARECENCIA PRELIMINAR.

SAPVizc de 15 de marzo de 1999. EL CARÁCTER INDICIARIO DE LA PRUEBA DE CARGO PRODUCIDA CON LAS DEBIDAS GARANTÍAS ES DETERMINANTE PARA LA PROCLAMACIÓN DE CULPABILIDAD DEL ACUSADO

SAPMur de 27 de marzo de 1999. AUSENCIA DE ÁNIMUS NECANDI. CONDENA POR HOMICIDIO IMPRUDENTE

SAPGuip de 14 de abril de 1999. LA SENTENCIA CONDENATORIA HA DE BASARSE EN PRUEBAS YA SEAN PLENAS O INDICIARIAS

SAPZam de 20 de abril de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DEL DELITO DE ALLANAMIENTO DE MORADA Y AGRESIÓN SEXUAL

SAPVizc de 10 de mayo de 1999. SENTENCIA DE INCULPABILIDAD PRONUNCIADA IN VOCE EN EL ACTO DE LECTURA DEL VEREDICTO Y QUE LUEGO SIMPLEMENTE SE DOCUMENTA

SAPTa de 23 de mayo de 1999. AL MAGITRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO LE CORRESPONDE REALIZAR EN LA SENTENCIA ÚNICAMENTE UN PRONÓSTICO DE SUFICIENCIA PROBATORIA QUE JUSTIFIQUE LA DECLARACIÓN DE CULPABILIDAD

AAPHca de 4 de junio de 1999. ÁMBITO DE COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO: EL HOMICIDIO IMPRUDENTE

SAPAst de 18 de junio de 1999. EL MODELO ADVERSARIAL PRESENTE EN LA CONFORMIDAD QUE REGULA LA LEY DEL JURADO DESCARTA JUSTIFICARLA EN LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL

AAPHca de 22 de junio de 1999. CONTENIDO DEL AUTO DE HECHOS JUSTICIABLES

SAPCob de 28 de junio de 1999. LA DISOCIACIÓN EN EL MODELO DE JURADO DE LA LEY DEL JURADO ENTRE JUECES LEGOS QUE HAN DE VALORAR LAS PRUEBAS CONFORME A SU ÍNTIMA CONVICCIÓN Y EL MAGISTRADO ENCARGADO DE LLEVAR A CABO LA CALIFICACIÓN JURÍDICA Y REDACCIÓN DE LA SENTENCIA JUSTIFICA LA MOTIVACIÓN DEL VEREDICTO

SAPPont de 28 de junio de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DE FALTAS CONEXAS A LOS DELITOS INCLUIDOS EN SU ÁMBITO DE COMPETENCIA

SAPMa de 2 de julio de 1999. VIOLENCIA DOMÉSTICA: ámbito de competencia del Tribunal del Jurado

SAPVlid de 5 de julio de 1999. VIOLENCIA DOMÉSTICA: ámbito de competencia del Tribunal del Jurado

SAPM de 7 de julio de 1999. LA LEY DEL JURADO RECONOCE AL MAGISTRADO PRESIDENTE Y NO AL JURADO LA FACULTAD DE CENSURAR Y COMPROBAR LA PERTINENCIA Y VIABILIDAD DE LA CONFORMIDAD

SAPM de 19 de julio de 1999. REDACCIÓN DEL OBJETO DEL VEREDICTO POR EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO. LA APLICACIÓN DEL ARTÍCULO 2 DE LA LEY DE ENJUICIAMIENTO CRIMINAL AL ACUSADO NO DEBE ORIGINAR UN HIPERGARANTISMO EXACERBADO

SAPM de 19 de julio de 1999. LA CONFORMIDAD DEL ACUSADO CON ANTERIORIDAD A QUE EL TRIBUNAL DEL JURADO SE CONSTITUYA ES POSIBLE EN LA MEDIDA EN QUE ES EL MAGISTRADO PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DEL JURADO Y NO EL JURADO QUIEN COMPRUEBA LA PERTINENCIA Y VIABILIDAD DE LA CONFORMIDAD

SAPNa de 9 de septiembre de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DEL DELITO CONTINUADO DE ALLANAMIENTO DE MORADA

AAPHu de 10 de septiembre de 1999. CANDIDATO A JURADO: BASTA CON SABER LEER Y ESCRIBIR

SAPAl de 16 de septiembre de 1999. ADMISIÓN DE LA CONFORMIDAD EN FASE INTERMEDIA

SAPCor de 17 de septiembre de 1999. EN LA LEY DEL JURADO NO SE ALUDE EXPRESAMENTE A CUAL HA DE SER EL CONTENIDO DE UNA SENTENCIA INCULPATORIA EN CUANTO A SU MOTIVACIÓN

AAPGi de 20 de septiembre de 1999. CRITERIO RESTRICTIVO EN ORDEN A EXTENDER LA COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO JUSTIFICADO EN LA CONEXIDAD POR ANALOGÍA

SAPCant de 28 de septiembre de 1999. UTILIZACIÓN POR EL JURADO DE LA PRUEBA INDICIARIA. SU DISTINCIÓN DE LA SOSPECHA

AAPLu de 29 de septiembre de 1999. LA CONTINENCIA DE LA CAUSA COMO MOTIVO DE LA EXCLUSIÓN DE LA COMPETENCIA OBJETIVA DEL TRIBUNAL DEL JURADO

SAPCor de 30 de septiembre de 1999. VEREDICTO COHERENTE Y DETALLADO DEL JURADO

SAPTo de 7 de octubre de 1999. ÁMBITO ADVERSARIAL DE LA CONFORMIDAD EN LA LEY DEL JURADO: TIENE LUGAR DESDE EL MOMENTO EN EL QUE LAS PARTES CONOCEN SUS POSIBILIDADES EN EL DEBATE FUTURO

SAPJ de 10 de octubre de 1999. OBJETO DEL VEREDICTO: SU ÁMBITO SECUENCIAL FAVORABLE O DESFAVORABLE

SAPM de 11 de octubre de 1999. INEXISTENTE PRUEBA DE CARGO: SENTENCIA ABSOLUTORIA. NO DISOLUCIÓN DEL JURADO

SAPSev de 11 de octubre de 1999. COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DEL DELITO DE AMENAZAS CONDICIONALES EN CONCURSO IDEAL CON EL DE LESIONES A LA VÍCTIMA

AAPTo de 13 de octubre de 1999. LA REGULACIÓN CONTENIDA EN LA LEY DEL JURADO SOBRE CONEXIDAD RESPONDE A UN PRINCIPIO LEGAL EXHAUSTIVO

SAPJ de 26 de octubre de 1999. LA LEY DEL JURADO HA AVANZADO EN EL MODELO PROCESAL JUSTIFICADO ANTES EN LAS PRUEBAS DEL PLENARIO QUE EN LAS DILIGENCIAS SUMARIALES

SAPNa de 28 de octubre de 1999. LA LEY DE JURADO IMPONE AL JUEZ INSTRUCTOR LA OBLIGACIÓN DE COMUNICAR LA EXISTENCIA DE LA IMPUTACIÓN

SAPM de 3 de noviembre de 1999. CONFORMIDAD DE LAS PARTES: INNECESARIA CONSTITUCIÓN DEL TRIBUNAL DEL JURADO AL NO PRECISARSE DEL MISMO PRONUNCIAMIENTO ALGUNO SOBRE LA CONFORMIDAD PRESTADA

SAPPGC de 4 de noviembre de 1999. CONFORMIDAD DE LAS PARTES EN FASE INTERMEDIA

SAPPont de 10  de noviembre  de 1999.  COMPETENCIA DEL TRIBUNAL DEL JURADO PARA CONOCER DE LOS DELITOS DE ALLANAMIENTO DE MORADA, LESIONES Y DETENCIÓN ILEGAL COMO MEDIO PARA EL ROBO

AAPGi de 14 de diciembre de 1999. MODELO INSTRUCTORIO QUE ADOPTA LA LEY DEL JURADO: NO ES UN MODELO DE INSTRUCCIÓN INQUISITIVO QUE LE PERMITE AL INSTRUCTOR AVERIGUAR POR SÍ MISMO EL HECHO DELICTIVO E IMPUTAR Y ACUSAR A PERSONA DETERMINADA. EL QUE EL GOBIERNO HAYA INCUMPLIDO LA DISPOSICIÓN FINAL CUARTA DE LA LEY DEL JURADO PERMITIENDO QUE EXISTA UNA DUPLICIDAD DE MODELOS INSTRUCTORIOS NO LE FACULTA AL INSTRUCTOR PARA PRETERIR EL MODELO INSTRUCTORIO QUE ESTABLECE LA LEY DEL JURADO

SAPM de 18 de enero de 2000. LA UTILIZACIÓN POR EL JURADO DEL TÉRMINO “APROBAR” POR EL DE “PROBAR” ES IRRELEVANTE RESPECTO A LA REDACCIÓN DEL VEREDICTO

Volver